Portada de la novela La Vorágine, de José Eustasio Rivera. Imagen: Biblioteca Nacional de Colombia.

Guadalajara, Jalisco. 16 de agosto del 2017. La Vorágine (1924, Editorial ABC) es una novela del escritor colombiano José Eustasio Rivera, la única que publicó este autor pero que se ha convertido en el paso de los años en uno de los libros importantes de la literatura colombiana y latinoamericana, la obra es de corte naturalista al hablar de una manera especial y casi enigmática de la selva y los llanos colombianos, pero también podemos situarla dentro del regionalismo por su situación territorial y sobre todo por su cuestión social que es bien retratada.

Se comentó anteriormente que según varios autores, el territorio es una construcción social, es decir, en el espacio donde se vive se genera el folklor y el arraigo de la población que dará pie a la forma y uso de ese espacio antes mencionado, sin embargo, esto también es viceversa, pues también un territorio puede ayudar o ser un factor en la construcción social. En el caso de La Vorágine, Rivera habla de un territorio que es salvaje, no el sentido natural, sino en el sentido económico y cultural, en la historia los personajes Arturo Cova y Alicia, llegan a un sitio donde se explota el caucho a costa del trabajo que casi raya en esclavitud de los indígenas de la zona, la novela está llena de grandes dueños, caciques por así decirlo, traficantes de caucho y otros personajes con pocos escrúpulos.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/90/River_in_the_Amazon_rainforest.jpg/800px-River_in_the_Amazon_rainforest.jpg

Selva amazónica y su río. Fuente. Wikimedia commons.

Dentro de la trama, el viaje de Cova y Alicia podemos encontrar personajes que al insertarse en la trama y el espacio donde se desarrolla tal, dan sentido a la situación que Colombia y probablemente muchos países latinoamericanos vivían, la explotación, el engaño, el tráfico, la corrupción y el heroísmo que es parte primordial de estas historias. Arturo Cova, es el héroe, el que viene a conocer la situación y trata de hacer algo al respecto aunque no se perciba a primeras, Alicia en cambio es la aristocracia que ignora por completo la situación, otros personajes como “La Madona” Zorayda Ayrám y su compañero Narciso Barrera representan la explotación y el salvajismo de la humanidad hacia los indígenas y desposeídos que son los explotados para obtener el caucho. En el caso de estos últimos, es probable que sean inspiración de dos personajes que en verdad existieron, Julio Barrera y Nasira Sabas su esposa, el autor mismo denunció a este hombre en 1923 ante el ministerio de relaciones exteriores de Colombia de vender a 62 ciudadanos colombianos a un hombre llamado Miguel Pezil, es lógico pensar entonces que la inspiración es muy clara*.

El territorio en esta novela llevada cabo en el sur de Colombia se representa como un recurso económico que debe explotarse a toda costa, característico de la economía del siglo XX y parte del XXI y representado en varias teorías como la centro-periferia, generado también por una especie de “sumisión” del gobierno que posee el recurso a quien lo pide; esto fue generado por la fiebre del caucho de principios del mismo siglo que se dio gracias a la invención y desarrollo del automóvil y el re descubrimiento del método la vulcanización de Charles Goodyear. Sin embargo esta fiebre genero una explotación hacia los trabajadores, la mayoría indígenas los cuales en algunos lamentables casos eran también esclavizados o masacrados.

A diferencia de Doña Bárbara por ejemplo, donde el personaje femenino desaparece dejando pie a Santos Luzardo para que la luz y civilización vuelvan a los llanos, esto no pasa en La Vorágine, aquí puede verse como poco a poco son absorbidos por la selva y como ese sistema aún se mantiene de manera desgraciada y los personajes poco o nada pueden hacer al respecto.

“El último cable de nuestro cónsul, dirigido al señor ministro y relacionado con la suerte de Arturo Cova y sus compañeros dice textualmente:

“Hace cinco meses búscalos en vano Clemente Silva.

“Ni rastro de ellos.”

“¡Los devoró la selva!”

José Eustasio Rivera.

La Vorágine. Epílogo.

Para saber mas:

-Rivera, José Eustasio (2003) La Vorágine. Ciudad de México: Grupo Editorial Tomo.

-*Gobierno de Colombia (2017) Personajes: Arturo Cova, Alicia, El Pipa, Barrera y Zorayda. Bogotá: Biblioteca Nacional de Colombia, Ministerio de Cultura, Gobierno de la República de Colombia. Enlace

-Movimiento Survival (2017) Muerte en el paraíso. Movimiento Survival International en defensa de los derechos de los pueblos indígenas. Enlace