Juan Rulfo como fotografo también supo representar la extraña magia, soledad y misticismo de los lugares que visitaba. Fotografía: lamecanicaceleste.wordpress.com

Guadalajara, Jalisco. 21 de agosto del 2017. Su nombre completo era Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, nació en Sayula, Jalisco el 16 de mayo de 1917, aunque otros sostienen que nació en San Gabriel o en la localidad de Apulco, sin embargo es esta región conocida en el estado de Jalisco como el Sur la que lo ve nacer.

Entre sus obras se encuentra una novela, un libro de cuentos y varios guiones de cine, Pedro Páramo y El llano en llamas son obras que son pilares de la literatura del Realismo mágico, estilo que se caracteriza por mezclar los elementos mágicos imposibles de suceder en la realidad con ella misma, lo cual por ende la hace diferente a la literatura regionalista que se basa en cuestiones más humanas y en menor medida políticas y sociales. Sin embargo en el realismo rulfiano, juegan estos elementos y el territorio es un protagonista más de la historia.

Comenzaremos con el ejemplo de Pedro Páramo (Fondo de Cultura Económica 1955) en el cual la historia nos habla de un cacique, Pedro Páramo, hacendado que es dueño de “La Media Luna” y cuya fama va de poco escrupuloso y mujeriego, en este caso Cómala, al norte del estadio de Colima es el escenario para la trama, en el Rulfo describe las típicas costumbres sociales, religiosas y de otros rubros del territorio además de los conflictos posteriores, esto está impregnado de un realismo mágico hasta cierto punto macabro y diferente que hace especial a la novela.

Fotografía de Juan Rulfo. Fotografía: El País.

En el caso de El llano en llamas (Fondo de Cultura Económica, 1953) varios son los territorios en muestra, uno de ellos San Juan Luvina, municipio de San Pablo Macuiltianguis, Oaxaca, en donde describe un lugar “olvidado y habitado por viejos” con una magia impresionante, misma fórmula que repite en toda la obra.

Rulfo es especial al momento de introducirse al territorio, ya que a diferencia de otros autores donde de alguna forma lo usan solo como un escenario, Rulfo logra hacer un protagonista mágico más de la trama, a esto se ensalzan las costumbres, tradiciones, situaciones comunes humanas entre otros elementos que hacen esta forma de caracterización del territorio una forma mágica como bien se mencionó.

El territorio como construcción social, interacción entre población y recursos y elementos configurador de estas raíces y tradiciones, se muestra en la literatura de una forma diferente y especial a la académica, al igual si analizamos la pintura encontraremos la misma situación en la cuestión social por ejemplo; sin embargo queda el territorio y la historia que narran situaciones tan y humanas y en muchas ocasiones tan comunes, pues de alguna manera:

“…todos somos hijos de Pedro Páramo”

Para saber mas:

Biografía de Juan Rulfo por la Academia Mexicana de la Lengua.

Artículo sobre San Juan Luvina, Oaxaca.