Santa Mari La Juaricua en una procesión. Fotografía: lasillarota.com

Guadalajara, Jalisco. 11 de septiembre del 2017. Acorde al INEGI, el 83% de los mexicanos profesan la religión católica, mientras que el resto de la población profesa otras creencias entre ella la pentecostal, judaica, etc. Por lo tanto en un país de mayoría católica no es descabellado comprender porque se tiene entre el santoral a patrones para algunas situaciones, adversidades u otros elementos de la vida diaria, una de ellas es el fenómeno de la gentrificación, el cual se está viviendo en las grandes ciudades de México y su capital no es la excepción.

En la Ciudad de México ha surgido una figura de tintes religiosas que tiene como misión luchar contra la gentrificación de las colonias y barrios típicos de la ciudad y evitar que la comunidades juvenil a la que se llama comúnmente “hipster” genere esta situación, su nombre, Santa Mari La Juaricua. Esta santa tiene su origen en los nombres de dos colonias tradicionales de la Ciudad de México, Santa María La Ribera y la Juárez, con esto dicen sus creyentes se pretende evitar los desalojos, la especulación inmobiliaria y otras situaciones generadas por estos para generar una gentrificación.

¿Qué es la gentrificación? es un fenómeno urbano reciente donde un grupo poblacional que ocupa un territorio es desplazado por otro grupo tras verse imposibilitado a seguir pagando el costo de sus propiedades, este fenómeno también puede darse por cuestiones étnicas, sin embargo en el caso de México y otros lugares, esto se debe a que grupos de mayor poder adquisitivo, jóvenes en su mayoría se mudan a los barrios por la comodidad, surgen los servicios para estos, arte, cafés, etc. Generando pronto la ola de este tipo de gente y por ende el aumento del valor del suelo que no puede ser costeado por los vecinos originales.

Procesión de Santa Mari La Juaricua. Fotografía: Twitter Antroperplejo

De allí, que Santa Mari La Juaricua sea la respuesta de estos habitantes hacia los fenómenos urbanos actuales, en el caso de la Ciudad de México, colonias como la Roma o Condesa se han convertido en barrios de lujo que una vez fueron barrios tradicionales, esto se debe a la llegada de población joven con mayor poder adquisitivo y con ello la instalación de cafés, negocios gourmet y con estilo “hipster”. Esto de alguna manera es la lucha de clases sociales, palabras de Luis Alberto Salinas de la UNAM a El País de España, los que tienen más contra los que tienen menos, lo tradicional contra lo moderno y diferente, lo cual no es un fenómeno exclusivo de la ciudad de México.

Mientras que el crecimiento urbano sea desordenado en las periferias urbanas, los centros históricos y barrios tradiciones serán tentadores tanto para población joven como inmobiliarias por su comodidad, acceso a infraestructuras y al sistema urbano como tal, si las autoridades municipales (incluidas las delegacionales de la Ciudad de México) no actúan contra la voracidad de las inmobiliarias, planean mejor su crecimiento urbano y desarrollan medidas de control para evitar la gentrificación, los barrios y colonias tradicionales de las ciudades de México, América Latina y el mundo se gentrificarán y perderán la esencia, identidad y arraigo que se construyó sobre el territorio urbano por años, pasaran entonces a ser una Roma o una Condesa más.

Video: Hispanopost.

-Para saber más:

-Camhaji, Elias (2017) La santa que ahuyenta a los “hipsters” del corazón de la ciudad de México. Diario El País. Enlace.

-Delgadillo, Victor (2017) Una santa anti-gentrificadora en la Ciudad de México. Blog Seres Urbanos, El País. Enlace.

-Maillard, Tatiana (2017) Una santa contra la gentrificación. Más por Más. Enlace.

-Pérez, Landybel (2017) Por temor a perder sus casas, le rezan a Santa Mari La Juaricua. Unotv. Enlace.