Vista del río Aahrus, en la ciudad del mismo nombre en Dinamarca. Fotografía: Pinterest.

Guadalajara, Jalisco. 13 de diciembre del 2017. La tendencia de rescatar los espacios públicos y los elementos naturales y paisajísticos de las ciudades son básicamente el resultado de un proceso de comprensión de los beneficios e importancia de estos hacia el entorno urbano. No fue así antes durante el proceso industrial que coincidió en el siglo XX con el estado benefactor cuando se vieron estos recursos con poca relevancia y en especial a los ríos como vertederos de aguas negras y desechos.

Hoy día con el paradigma cambiándose, muchas ciudades han decidió rescatar los espacios públicos, entre ellos las que colindan con los ríos, ejemplos son conocidos, Seúl en Corea del Sur, Chicago en Estados Unidos o París en Francia, sin embargo el ejemplo de Aarhus, Dinamarca es digno de tomarse en cuenta al guardar similitudes con casos como Seúl mismo o en México, con Guadalajara y la Ciudad de México.

Aahrus, ciudad ubicada en la península de Jutlandia, es la segunda ciudad más grande de Dinamarca, fundada en tiempos de los vikingos aproximadamente en el año 900 d.C. en la desembocadura del río Aahrus, de hecho la etimología de la ciudad significa “en la boca del río”. La ciudad por lo tanto, tiene una cultura vikinga importante y su vocación pesquera permitieron el desarrollo de la ciudad.

El Avoulevarden, debajo corría el río Aahrus. Fotografía: dessin-project.eu

Es en la década de los treinta del siglo XX cuando la movilidad motorizada toma auge en varias ciudades del mundo, en el caso de Aahrus su río se convirtió en una avenida, el Aboulevarden es su nombre y con esto el río quedo debajo, en un tubo, de una enorme avenida para los automóviles que comunicaba el puerto con el oeste de la ciudad.

Sin embargo, en la década de los setenta, el nuevo plan para la ciudad contemplo un Aarhus más verde, con espacios abiertos y con más bosques urbanos dentro del entorno urbano, con esto la idea de rescatar el río surge, pero es hasta la década de los noventa, con exactitud en 1994 cuando en la oficina de la ciudad surge el proyecto, mismo que se concreta en 1996.

Vista del río Aahrus. Fotografía: holidayguru.ie

El rescate del río Aahrus permitió la apertura de varios comercios en su entorno, cafés, restaurantes, entre otros hicieron que la población regresara a este lugar y con esto tuviera una reactivación, sin embargo, también se permitió el rescate y apertura de nuevos espacios públicos, la renovación de un entorno natural, la demostración de que este elemento y el urbano pueden estar en un mismo espacio y la recuperación de la zona.

Hoy día, cuando las cuestiones climáticas, económicas y sociales son temas de gran relevancia, el rescate de ríos urbanos desde una primera perspectiva ambiental ha llevado a la conclusión de su necesidad, por sus beneficios y servicios, además en otros rubros puede ser un elemento para la reactivación social del espacio y su andar económico. Los ríos urbanos por lo tanto, serán esenciales si las ciudades quieren una mejor ecología y un mejor entorno.

Para saber mas:

Lo mejor de Europa, Aahrus, Dinamarca.

Recupernado ciudades en Dinamarca.

Secretos de Aahrus, capital europea de la cultura 2017

The river Aahrus.