En negro, la propuesta de la línea 4 el tren ligero. Fuente: Elaboración propia y Google earth

Por Jorge Navarro Serrano. Guadalajara, Jalisco. 26 de junio del 2020.

En días pasados, Enrique Alfaro, gobernador del estado de Jalisco (occidente de México) anunció mediante sus redes sociales y con gran emoción lo que al parecer, es un importante avance de la línea 4 del tren ligero, algo así como un sistema metro que posee el Área Metropolitana de Guadalajara, la segunda ciudad de México. Este consiste básicamente, en pedir autorización a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal y a Ferromex, la compañía que se encarga de la línea de ferrocarril, para construir la obre en el derecho de vía y con esto comunicar a la población de Tlajomulco de Zúñiga y los fraccionamientos que alrededor se construyeron para que puedan transportarse de una forma mas cómoda.

Es de saber de muchos expertos y de quienes estamos inmiscuidos en los temas urbanos, que Tlajomulco de Zúñiga desde el año 2000 tuvo una importante explosión en cuanto a la construcción de fraccionamientos de tipo popular horizontal, mismos que por la accesibilidad de sus precios, fueron demandados por la población que pudo costearlo. Sin embargo, y con el pasar de los años, nos dimos cuenta que esto generaría un problema, transporte de mala calidad, lejanía y con ello tiempos de traslado bastante largos serían el inicio. Tiempo después, se agregaría abandono de viviendas y con ello su ocupación ilegal, inseguridad y falta de servicios en algunos casos, generando desde problemas en cuanto a índole urbano y social.

La línea 4 y sus sitios aledaños. Fuente: Elaboración propia y Google earth

Con la línea 3 aún sin finalizar y con cambios constantes en la fecha de su apertura, el gobernador Alfaro habla y lo hace con bastante emoción de esta obra, sin embargo, ¿que tan viable es a primera vista? De manera personal, me temo decir que no es el mas viable de los proyectos de movilidad, dejando a un lado al número de población que podría servir (análisis que haremos en otra ocasión, garantizado) al observar la ruta propuesta, solo se puede observar dos puntos en común, en primera, una línea completamente aislada del sistema de trenes como tal, es decir, sin conexión a ninguna de las tres lineas del tren ligero, pero conectada a una de menor envergadura como es el Macrobús, por lo que desde ese punto, su debilidad comienza con la des-conexión del sistema que podría generar desde atascos y dificultades de conexión.

La segunda, es la zona donde se proyecta, un punto de acuerdo es este, existe población, pero también bastantes zonas despobladas, por lo que surgen varios cuestionamientos, ¿La línea terminará por explotar la urbanización de esta zona? y si fuera así ¿Que problemas traería y se agravarían otros? Como antesala, la experiencia nos enseña que las obras de infraestructura, en este caso, de transporte, dan valor al suelo y con ello, atraen población, y en este caso, podrían venir otras consecuencias.

Una propuesta viable sería una línea de suburbano o cercanías (en negro) en donde en cada poblado o fraccionamiento hubiera una estación con características y capacidades acordes a cada lugar, frecuencia de paso suficiente e intermodales o sitios de interconexión. Fuente: Elaboración propia y Google earth

Cabe destacar que no se tiene nada en contra de los habitantes del municipio de Tlajomulco de Zúñiga y mas de esta zona, estamos de acuerdo en que merecen un transporte de calidad y suficiente, así como viviendas bien construidas, seguridad, oportunidades de empleo y servicios. Sin embargo, esta línea 4 se muestra insuficiente, corta y en general inviable, parece mas el capricho megalómano de un sujeto terco y testarudo. En este caso, además de todo lo señalado que debería de gozar el habitante de Tlajomulco, un sistema de tren de cercanías, un suburbano sería mas viable. Suponiendo que se concrete una línea de estas características en el corredor, esta puede dar mas oportunidad de conexiones en sitios clave, Periférico y Adolf Horn, la planta cementera, la estación del Agua Azul o la estación Washington de la línea 1 del tren ligero pueden ser buenos sitios para interconexión de transporte.

Sin embargo, en cuestiones de transporte, esta línea continuaría un poco aislada, por lo que es necesario que Guadalajara avance un sistema de transporte integro y completo, es necesario ya un metro y el tren ligero puede dar ese paso, tranvía, trolebús u ómnibus pueden integrar muy bien el sistema. En cambio, otros sitios como el aeropuerto y alrededores de la carretera a Chapala necesitan un sistema de transporte eficaz. Hace falta avanzar el tema de transporte en todos aspectos, en cuanto tengamos un sistema completo y eficaz, habremos resuelto muchos problemas.